Connect with us

Regionales

Región de Atacama compartirá su experiencia en programa para la difusión y la promoción del Pisco

Publicado

el

La zona pisquera de Chile, conformada por las regiones de Coquimbo y Atacama, considera un total de 10.504 hectáreas plantadas de uva pisquera. Una actividad que genera 40 mil empleos indirectos y cuya base productiva está conformada por 2.734 productores (67% de Coquimbo y 33% de Atacama), en su mayoría pequeños agricultores con menos de 5 hectáreas productivas, de los que en un 90% están asociados al modelo de cooperativas.

Un producto ligado a ruralidad, a la identidad y el valor patrimonial de la Región de Coquimbo, que concentra el 93% de la superficie de uva pisquera, con 9.812 hectáreas y que, además, produce el 99% del pisco anual.

Considerando estos antecedentes, el Consejo Regional de Coquimbo (CORE) ha trabajado permanentemente para apoyar al sector, tanto a los pequeños productores agrícolas de uva pisquera, como a los cerca de 40 productores de pisco de la zona. 

Así es como durante la última sesión de la comisión de fomento Productivo se abordaron dos iniciativas: el programa “Difusión Competitividad y Promoción Comercial de la Categoría Pisco”, que ejecutará ProChile una vez estén disponibles los recursos provenientes de la Dirección de Presupuesto (DIPRES) y que se complementa con la Región de Atacama; y el Programa “Transferencia Pequeños Productores de Sistema de Certificación de la D.O. Pisco”, financiado con recursos del FNDR y que se inició a fines del 2019.  

Sobre la primera iniciativa, el vicepresidente de la comisión de Fomento Productivo, Cristian Rondanelli, detalló que “la directora regional de ProChile, Paola Vásquez, nos expuso que ya en la Región de Atacama este programa está en funcionamiento y con asignación presupuestaria lo que, lamentablemente, en nuestra región aún no pasa. Quiero felicitar al Gobernador de Atacama, porque está haciendo un muy buen trabajo en dar el tan necesario impulso que requiere esta industria tan importante para nuestro país”.

En la Región de Coquimbo el CORE aprobó este programa en junio del año pasado por un monto de $2.077 millones para dos años, con el fin de fomentar y promover la internacionalización del pisco regional. Actualmente se está a espera de la transferencia del saldo inicial de caja de DIPRES para la región, con lo que se podrá disponer de los primeros $500 millones para comenzar la ejecución del programa.

El consejero Rondanelli agregó que para la próxima sesión de comisión se invitará al Gobernador de Atacama, Miguel Vargas, y a ProChile de la región, con el fin de que expongan su experiencia con un programa similar que desarrollan en el territorio, y que forma parte de una estrategia birregional. En éste se invertirán $360 millones, recursos y trabajo que ya se están ejecutando.

Sobre esta iniciativa y el trabajo para apoyar el pisco, el gerente de Pisco Chile, Claudio Escobar, agregó que “Atacama ya partió con su programa hace un par de semanas, tras la recepción de recursos por parte de ProChile. Ya estamos trabajando con ellos en la implementación, y estamos a espera de que se destrabe lo de la Región de Coquimbo, para que ambos programas puedan partir de forma paralela, pues así fue diseñado, para generar sinergia y un esfuerzo común entre las regiones pisqueras para la internacionalización del producto pisco”.

Un tema que se abordó durante la última sesión de esta comisión de Fomento Productivo, Ciencia, Tecnología e Innovación del período 2028 – 2022, integrada por los consejeros Dinka Herrera, Cristian Rondanelli, como presidenta y vicepresidente respectivamente, además de Ángela Rojas, Alberto Gallardo, Teodosio Guerrero, Jaime Herrera, Adriana Peñafiel y Javier Vega.

Tras la aprobación plenaria de la iniciativa de invitar a los representantes de Atacama en una próxima sesión de comisión, el consejero Lombardo Toledo dijo que “es fundamental que el Gobierno Regional, con la aprobación del Consejo Regional, pueda liberar los recursos económicos y burocráticos para que todo el esfuerzos de la comisión tengan sus frutos en difusión y lograr, además de que el pisco sea un producto de exportación, que esta actividad tenga un sello como fuente de trabajo digna, como ha sido por décadas”.

El consejero destacó que se trata de un producto propio de la región, sobre todo de la pequeña agricultura o economía familiar campesina, por lo que “le pedimos al Gobierno y el mundo privado que podamos trabajar de forma conjunta por el bienestar integral de este sector de la economía regional”.

Actualización de la base productiva 

Para presentar los resultados del programa “Transferencia Pequeños Productores de Sistema de Certificación de la D.O. Pisco”, participó de la comisión el Director Regional de INIA, Edgardo Díaz.

La iniciativa contó con una inversión cercana a los $300 millones financiados con recursos regionales y aprobados por el CORE y permitió actualizar la base productiva pisquera y elaboradora de pisco, identificando claramente la superficie de uva pisquera, los rendimientos y la cantidad producida. 

Además, se diseñó, en conjunto con el gremio pisquero, un Sistema de Certificación a través de un Consejo Regulador (Oficina de Calidad del Pisco), organización dedicada a verificar y certificar el cumplimiento de la Denominación de Origen Pisco y la normativa legal vigente, así como promover la calidad, historia y cultura del pisco en Chile y el mundo. Esta oficina estaría al alero de la Asociación de Productores de Pisco A.G.

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

Twitter

Lo más leído