Connect with us

Columnas de opinión

Una arruga de Paihuano

Publicado

el

Por Ulmo Briones

Está ella sentada fuera de su casa

en un escaño viejo toma el sol,

tiene en sus manos una cortapluma y un durazno

y sus labios balbucean una canción.

En su cara arrugada por el tiempo

guarda dos ojos vestidos de azul,

ojos que miran la tajada de cielo,

ojos que brillan cuando cae a ellos la luz.

Con una trenza larga sujeta sus cabellos,

por lo dulce del durazno se le escapa una sonrisa

de verse antes niña con el sabor en su boca

y ahora de energía cansada y cabeza plomiza.

Viaja con el sabor ella a su infancia

ve en las manos que pelan, las de su madre.

Pela y come feliz el dulce durazno.

Aroma y recuerdo se mueven en el aire.

Guarda el cuesco con maternal ternura

lo deja secando envuelto en servilletas,

sabe que si lo planta germinará la semilla

y dará el fruto que a su recuerdo revienta.

Se entra a la casa con sonrisa llena,

el Sol en naranjo cielo se lleva luz y calor,

junta un par de ramas y prende el brasero,

descansa arropada en recuerdo y sabor.

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

Twitter

tarifas servel coquimbo

Lo más leído